Mauthausen, el deber de recordar