Caciquismo y pucherazo en el cine: Jarrapellejos